Seleccionar página

 

El gazpacho es un plato imprescindible en los días de calor en las mesas españolas y unos de los más conocidos de esta gastronomía a nivel internacional. En los meses de estío no hay nada más refrescante que esta sopa fría a base de tomate, pimiento y pepino.

El gazpacho es un plato que ha evolucionado en el tiempo. Su origen apunta a las cocinas del Al-Andalus, actual Andalucía, habitada por los árabes entre el siglo VIII y el siglo XV. Los veranos calurosos de esta región, junto con la abundancia de productos de la huerta y la presencia exuberante del aceite de oliva parecen haber propiciado la creación de este plato. En esta época el gazpacho se elaboraba a base de pan, agua, ajo, aceite, vinagre y sal. Con la llegada desde América de nuevos alimentos se incorporó el tomate al gazpacho, pero no fue hasta el siglo XIX que este alimento pasó a formar parte de su receta. En este siglo comenzó su difusión internacional de la mano de Eugenia de Montijo, natural de Granada y esposa de Napoleón III, emperador de Francia.

En Andalucía el gazpacho cuenta con diversas variantes, como la porra antequerana, típica de Antequera (Málaga) más seca que el gazpacho ya que no lleva agua y que se acompaña de huevo duro y tacos de jamón; el salmorejo cordobés, más suave que el anterior y el ajoblanco de Málaga, elaborado con almendras y ajo.

Cómo preparar gazpacho

 

Ingredientes – Para 4 personas:

  • 1 kilo de tomates maduros.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 pepino.
  • 1 ajo.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 3 cucharas grandes de aceite de oliva.
  • 1 rebanada de pan blanco (si no dispones de pan blanco usa pan de molde).
  • 1 cuchara pequeña de sal.

Preparación:

  • Pelamos los tomates y los introducimos en el vaso de la batidora, añadimos el pimiento troceado, el pepino pelado, el ajo y el pan remojado en agua. Batimos y añadimos a continuación la sal, el aceite y el vinagre. Probamos para rectificar si fuera necesario.
  • Pasamos por una colador, para dejar fuera las semillas y otros grumos que puedan quedar y dejamos enfriar durante una hora.
  • Servimos el gazpacho en cuencos individuales y lo acompañamos con una guarnición de tomate, pepino, cebolla o pan cortados en cuadrados

Trucos:

  • Los tomates se pelan más rápidamente si los remojamos 1 minuto en agua caliente.